Hipotecados por la crisis en España

Ante la crisis, frente a la rápida actuación del ejecutivo británico nacionalizando la banca para evitar su quiebra -según Paul Krugman, Premio Nobel de Economía, es acertado- tenemos los cien mil millones de euros de avales que el Gobierno español de ZP ha insuflado a la banca con próximas compras de acciones -más intervencionismo es imposible- como principal medida impactante contra la situación actual de recesión económica.

Unos expertos opinan que la medida inglesa nacionalizadora no es idónea o resulta demasiado injerente y acaparadora -ven un amenazante control estatal sobre la banca privada- y otros afirman su buena naturaleza y destacan que es la única medida capaz de impedir el cierre de entidades bancarias y la malventa barata de bancos a postores extranjeros.

Otros, en cambio, aseguran que en España, la intervención del Estado es algo intermedio entre la total nacionalizacion y el exclusivo carácter privado de la banca española.

Esa inyección estatal de millones y la posible entrada como accionista del Gobierno ZP en la banca privada, es una medida importante y necesaria para salvar a una de las piezas clave de la economía pero a la vez es incompleta y parcial porque sólo beneficiará directa, preferente y prioritariamente a bancos y cajas de ahorro, que bastantes ganancias acumularon en los años de bonanza.

Nuestras entidades bancarias y de ahorro son las menos afectadas de Europa y las que mayores beneficios poseen. Han sido las primeras en clamar al cielo y adelantarse pidiendo al Gobierno ayuda económica y éste ha respondido rápida y magnánimamente.

Enhorabuena, banqueros, chapeau. Sin embargo no veo visos de que los bancos suavicen su postura ni den más facilidades a sus clientes en crisis y menos aún que apliquen la Ley Concursal a los sufridos hipotecados, porque, trincados esos milloncejos de ZP -bueno, de todos los españoles que pagamos impuestos- seguirán con el grifo cerrado y la negativa a dar créditos que deban crear riqueza productiva como empresas y negocios, aunque tengan sus razones ante la morosidad y el endeudamiento actuales. La pescadilla se muerde la cola.

Más Info...  Marcha por la moratoria en el pago de las hipotecas

Ellos no dan dinero porque temen no recuperarlo y los demás no pueden crear empleo y empresas porque no reciben créditos de aquellos.

En esta complejidad, la Economía española está formada además, por otros agentes igualmente importantes e imprescindibles: empresarios -exactamente pymes y autónomos- y trabajadores. Sin ellos, la cosa queda coja, incompleta y parcial.

Muy bien, ahi van esos millones para los que más tienen y arriesgan, la banca y la gran empresa, pero, ¿y los que menos poseen? ¿Y los trabajadores, consumidores españolitos de a pie, torturados y amargados hipotecados de familias endeudadas que no llegan a fin de mes so amenaza de perder su piso? ¿Y los autónomos que cada día son miles de menos para contribuir al sistema? ¿Y qué pasa con quienes no pueden hoy apenas ni comer teniendo que recibir ayudas básicas de ONGs y entidades humanitarias como Cáritas por culpa de una crisis que les da de lleno? Pues, nada de ayudas del Gobierno, que nos muramos de hambre; que nos quiten casas, ahorros, coches y empleos; que nos jodamos, vamos. Urgen medidas también para estos colectivos que son la base del pilar de la economía, no solo para la banca. ¿A qué esperas ZP, a que te lo recuerde Rajoy? Mira las encuestas, míralas…

Por Josep Esteve Rico Sogorb

Escritor, poeta, blogger, articulista
Ex redactor diarios El Faro, El Periodico y Area Algeciras

Columnista de Reportero Digital
Miembro del Grupo Poético Abril 2005

DNI 21994134 Q
telef y fax 96 667 55 70
móvil 687 416 487
Elche (españa)
http://www.ceuta.com/jsogorb/
http://ricosogorb.blogspot.com
http://blogs. periodistadigital.com/ nipodernigloria.php/2006/06/
http://galeon.com/joseesteban

Deja un comentario