La avalancha de embargos hipotecarios atasca la justicia y los Bancos en Madrid

 

* Los juzgados tienen 6.261 ejecuciones hipotecarias pendientes.

* Las entidades no dan a basto para quedarse con el piso de los morosos.

* Hay 17 embargos cada día en Madrid.

La crisis y la lentitud de la Justicia se han combinado en un cóctel explosivo. Cada día entran en los juzgados madrileños 17 peticiones de embargo de pisos por impago de la hipoteca. Pero los tribunales sólo son capaces de resolver 8 al día. El resto se acumula en los despachos, agravando el bloqueo de los juzgados de lo civil.

Los ingresos de ejecuciones hipotecarias o embargos en los tribunales de la región crecieron un 123,8% (más que duplicado) entre enero y septiembre de este año con respecto al mismo periodo de 2007, según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En esos nueve meses entraron 4.201 embargos en los juzgados. La mayoría de las personas que perdieron su casa son “mileuristas, inmigrantes y parejas de 40 años que soportan otros préstamos además del de la vivienda”.

La mayoría de las personas que perdieron su casa son mileuristas, inmigrantes y parejas de 40 años

Pese al volumen de entrada, los tribunales han resuelto un 9,8% menos de ejecuciones hipotecarias que el año pasado. La consecuencia es que ahora hay 6.261 embargos pendientes de resolución, un 100,5% más que en 2008.

Al ritmo actual, y si no entrara ninguna petición más, harían falta dos años y 52 días para solucionar el atasco. “Los juzgados no están preparados para absorber este volumen y se bloquean”, se queja Fermín Arias, de UGT. Los funcionarios proponen “órganos exclusivos para embargos, reforzar las plantillas y prolongar las jornadas laborales por las tardes”, según el presidente de Justicia de CSIF, Juan Antonio Martín.

El aluvión de embargos también salpica a los bancos. A los tres meses sin pagar la hipoteca el banco solía notificar el embargo de la casa, pero ahora tardan hasta cinco meses, porque “las entidades no dan abasto para quedarse con el piso de todos los clientes que le deben dinero”, además, “los bancos tampoco quieren convertirse en una inmobiliaria, prefieren esperar a que tengan dinero y cobrarlo antes que quitarles la casa”.

La situación va a ir a peor. El CGPJ prevé que los embargos aumenten un 53% en 2009 y los sindicatos auguran un “año caótico, con un bloqueo total en la Justicia madrileña por culpa de la crisis”.

Más Info...  El sobreendeudamiento de las Familias a Debate

Deja un comentario